De viatge amb el T-10 de la Bòbila

T-10 és el club de lectura de la Biblioteca la Bòbila que us ofereix plaer i coneixement a partir d'un viatge literari organitzat en deu etapes. L’itinerari del “Club de lectura T-10” combina lectures, tertúlies, còmics, butlletins, xerrades o pel·lícules. És una proposta de 10 excursions lectores, 10 mirades diferents del lloc.

Després dels viatges literaris que hem fet a la ciutat de Nova York, a l'Europa Central, també anomenada Mitteleuropa i a Rússia, al peculiar humor anglès; o a les illes literàries, ens dirigim a la frontera i saltem a banda i banda..., entrem en el cor de la família, a la novel·la llatinoamericana actual, a la part fosca de França a la ciència-ficció,Infància i l'adolescència. I ara, Al marge: la mirada de l'outsider. Ens acompanyes?

dijous, 18 de gener de 2018 0 comentaris

Ignaci Martinez de Pisón

Una selecció del text de Matías Néspolo, ens dóna una idea d'aquest autor i la seva manera de fer:
"Esta novela nos muestra a Martínez de Pisón convertido ya en un maestro". Con esas palabras saludaba J. M. Posuelo Yvancos en 2014 la llegada a librerías de La buena reputación (Seix Barral), desde las páginas de El Cultural. Y vaya si iba bien encaminado el juicio del crítico, porque con esa misma obra se alzó el escritor maño con el Premio Nacional de Narrativa 2015 ...
Discreto hasta la extenuación, Ignacio Martínez de Pisón es un hombre sencillo, sin estridencias, muy amigo de sus amigos, como Enrique Vila-Matas o David Trueba, tan equidistantes de su poética narrativa que ya de una idea de la apertura franca de su talante. Y en esa misma aparente sencillez, sin falsas notas disonantes, se construye su estilo libro a libro (...)  Debuta con apenas 24 en la ficción con la novela La ternura del dragón (1984) que obtuvo el premio Casino de Mieres, y a partir de ahí se dedicó a la literatura. Pero no sería hasta Carreteras secundarias (1996) que no alcanzaría cierta notoriedad, sobre todo a partir de la adaptación al cine Emilio Martínez Lázaro  porque sería nominado al Goya por mejor guión adaptado. Y el cine ya se colaría como una faceta más de su discreto oficio con celebrados trabajos para la pantalla como Las 13 rosas o Chico y Rita.
Lo cierto es que Martínez de Pisón está absolutamente convencido de la normalidad de su trabajo, sin poses de intelectual trasnochado ni excentricidades de ningún tipo, y así encara su escritura. Como si el discreto oficio de un orfebre de la palabra de clase media se tratara. Y aunque no suele nutrir sus novelas con material autobiográfico directo -el personaje del abuelo fascista de Los dientes de leche (2008) se inspira, en su abuelo real, que más bien era carlista y que murió en 1975, un lustro después del padre del escritor, dos pérdidas que lo marcaron en su infancia y adolescencia-, sí cree y reconoce que "las claves sentimentales" lo son todo para un novelista. Y a partir de ellas, de los recuerdos y las experiencias genuinas, se inventa, se mezclan y distorsionan las coordenadas de una nueva historia que es pura ficción. De allí que se defina en esa encrucijada como escritor: "Somos producto de nuestra época y ahí entramos en conflicto con lo que nos rodea" (...) Licenciado en Filología hispánica en Zaragoza y en Filología italiana en Barcelona, ciudad en la que reside desde 1982. Su obra ha sido traducida al francés, italiano, euskera y portugués.
Entre los títulos que ha publicado destacan 'María Bonita' (2000, Premio Pedro Saputo de las Letras Aragonesas en lengua castellana); 'Enterrar a los muertos' (2006, Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción policíaca, Premio Dulce Chacón); o 'Dientes de leche '(2009, Premio Arzobispo Juan de San Clemente)."
Per a saber-ne més, vegeu l'entrada de Lecturalia.