De viatge amb el T-10 de la Bòbila

T-10 és el club de lectura de la Biblioteca la Bòbila que us ofereix plaer i coneixement a partir d'un viatge literari organitzat en deu etapes. L’itinerari del “Club de lectura T-10” combina lectures, tertúlies, còmics, butlletins, xerrades o pel·lícules. És una proposta de 10 excursions lectores, 10 mirades diferents del lloc.

Després dels viatges literaris que hem fet a la ciutat de Nova York, a l'Europa Central, també anomenada Mitteleuropa i a Rússia, al peculiar humor anglès; o a les illes literàries, ens dirigim a la frontera i saltem a banda i banda..., entrem en el cor de la família, a la novel·la llatinoamericana actual, a la part fosca de França a la ciència-ficció,Infància i l'adolescència. I ara, Al marge: la mirada de l'outsider. Ens acompanyes?

dimecres, 27 de març del 2024

 

Hierba mora

Un día del siglo XVII del que ninguna crónica habla, el carruaje de Christina de Suecia se detiene frente a una casucha en Ámsterdam. ¿Qué hace allí? Ya se sabe que la real señora muy cuerda no está, que lo mismo le valen mancebos que muchachitas, que de ser esposa y madre ni hablar, y que por eso ha abdicado. No digamos ya su fascinación por ese filósofo de moda, René Descartes, que acaba de morir en su castillo… La casucha en cuestión es de Hélène Jans, partera respetada, maestra en hierbas y antigua amante de Descartes. Christina ha venido a conocerla. Tres siglos después, la estudiante de filosofía Inés Andrade descubre un viejo arcón en el desván de su casa y, al abrirlo, estalla la maravilla: allí hay cartas filosóficas, polvos para secar lágrimas, jocosas canciones de una reina sueca o el Libro de Remedios de una tal Hélène Jans. Porque Hierba mora es el nombre de una planta que comparte con las mujeres la mala fama, ya que de una y de otras se ha ido diciendo, durante siglos, que son tóxicas y muy inclinadas a las pasiones. Esta novela trata sobre la pasión; pero no sólo de la amorosa sino también la del conocimiento. Tres mujeres en tiempos y espacios distintos se encargarán de rebatir la aspiración cartesiana de la racionalidad en detrimento de la perniciosa pasión. Aunque una cosa no quita la otra y las mujeres, como se demuestra aquí y en la vida, son capaces de ambas según convenga o de mezclarlas maravillosamente si a ellas les da la gana...


Como dice la autora, Teresa Moure: "Sí creo que hay una literatura femenina (aunque no todas las mujeres que escriben producen literatura femenina). Y no entraré a considerar si eso es bueno o malo. Simplemente es. También creo que esa literatura es perfectamente reconocible para el lector o la lectora, igual que la de cualquier otra minoría; con su mismo carácter disidente o alternativo (…) Se esperan ciertos asuntos, o ciertos matices a la hora de tratar esos asuntos, que están completamente ausentes de la producción de los hombres literatos, de los grandes y pequeños creadores que poblaron de personajes nuestras fantasías (…) ¿Cuántas descripciones de un parto se pueden encontrar sin vacilaciones en nuestra librería? ¿Por qué? Tolstói no estuvo en ninguna guerra y escribió 'Guerra y paz', luego la experiencia no se puede usar como justificante. Deberíamos rechazar toda estructura argumental que justifique la subordinación y nunca más enfrentar hombre a mujer, mente a cuerpo, naturaleza a cultura para sostener que los primeros términos de cada par son los buenos y los segundos los malos".

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada